Pruebas audiológicas

Equipos audiológicos especializados para diagnóstico y adaptación de audífonos y terapias de rehabilitación

Pruebas audiológicas

Audiología Infantil

Protocolo de amplificacion pediatrica para la adaptación de audífonos a niños

Audiología Infantil

Acúfenos

Terapia Sonora secuencial para el tratamiento de acúfenos

Acúfenos

Telefonos

Distribuidor de Telecom, especialistas en telefonos para audición

Telefonos

Audiología infantil

Centro preferente de atención de audiología pediátrica

Audiología infantil

ven y escucha

lo mejor para su audición

ven y escucha

1. Introducción

Veremos en primer lugar los resultados de un estudio realizado por el profesor Lionel Collet de la Universidad de Lyon 1 / CNRS (Francia) en el que se estudia un grupo de pacientes para demostrar que las ayudas auditivas tienen un efecto positivo en las cualidades perceptivas, cognitivas y sociales de los pacientes hipoacúsicos.

Después analizaremos las implicaciones de la deficiencia auditiva para el desarrollo comunicativo lingüístico, en el área cognitiva y en el área afectivo social.

Luego veremos en detalle las características especiales del plan de adaptación de las prótesis auditivas en el que estudiaremos el tipo de vida de nuestro paciente, haremos una completa anamnesis incidiendo en los problemas específicos de los ancianos, veremos los factores psicosociales asociados a la perdida auditiva que producen en el anciano consecuencias negativas que pueden terminar en el aislamiento social; presentaremos los estudios audiométricos necesarios para realizar la adaptación y detallaremos como tenemos que realizar la selección y ajuste de las prótesis auditivas. Después vamos a ver las pautas a seguir para una correcta adaptación de los audífonos y la importancia de la implicación de la familia en la rehabilitación auditiva, marcando la información que tenemos que dar al paciente y a sus familiares para garantizar el éxito de la adaptación.

Diseñaremos un Plan de revisiones periódicas en el que estableceremos los tiempos necesarios para que gradualmente el paciente se vaya adaptando a las nuevas circunstancias de audición y vayamos realizando los correspondientes reajustes en las prótesis.

Y por último hablaremos de un mecanismo muy importante para la valoración y cuantificación de los beneficios obtenidos con la adaptación que nos garantizará la realización de un trabajo profesional y por tanto una mayor eficacia en los resultados de la adaptación: La batería de pruebas OMB, ideada por Victor Bray y presentada en el Audiosymposium 2002.

2. objeto del estudio

Se plantea la existencia de modificaciones de las capacidades cognitivas, perceptivas y sociales después de la puesta en marcha de una adaptación protésica, así el paciente usuario de audífonos constituye un modelo de plasticidad cerebral funcional (reorganización funcional del cerebro después de una perdida auditiva y después de la rehabilitación).

• ¿La adaptación auditiva conlleva una plasticidad cerebral auditiva?

• ¿La adaptación de audífonos modifica las cualidades de la memoria?

• ¿La rehabilitación auditiva modifica los niveles de depresión, de ansiedad y de hipersensibilidad sensorial?

Para comprobar esto nos vamos a basar en un estudio realizado por profesores del CNRS de la universidad de Lyon con pacientas reales, todos candidatos a una primera adaptación y fueron testados antes y después de la adaptación. Las herramientas utilizadas se tomaron prestadas a la psicología cognitiva, la psicoacústica y la magnetoencefalografía.

Así mismo vamos también a utilizar nuestra experiencia en gabinete con adaptaciones a pacientes mayores de 80 años en los que analizaremos la problemática especial de estas adaptaciones, los protocolos específicos para estas personas y los resultados obtenidos con ellos.

2.1 estudio del CNRS

Este equipo se centró en estudiar los "efectos del envejecimiento y de los déficit sensoriales sobre los procesos cognitivos: el caso de los procesos mnésicos", en otros términos para evaluar, en la persona mayor, la influencia de los déficit auditivos ligados al envejecimiento en los mecanismos mnésicos y evaluar los efectos de una reeducación auditiva sobre estos mecanismos. Se partió de una hipótesis de partida: una disminución sensible a la calidad de la percepción auditiva provoca un agravamiento de los efectos deletéreos de la edad en las capacidades de memoria episódica (que afectan el recuerdo y el reconocimiento de estímulos). La adaptación auditiva, al restaurar la percepción auditiva, concurre para mejorar estas capacidades mnésicas.

Se testó así la memoria visual de los pacientes comparando una población usuaria de audífonos con una que no lo era (estudio transversal), y comparando los mismos pacientes antes y después de 8 meses de adaptación (estudio longitudinal). El método consistió en presentar una lista de 15 palabras en una pantalla de ordenador y proceder a un test de recuento libre (palabras retenidas en la memoria) y a un test de conocimiento (¿se encuentra esta palabra en la lista?). El estudio transversal muestra que si el reconocimiento de las palabras suscita, en todos los pacientes, mejores capacidades que el recuerdo libre, la ventaja del reconocimiento sobre el recuerdo es más fuerte en los pacientes no adaptados. El estudio longitudinal, subraya estos resultados: las capacidades de recuerdo libre y de reconocimiento de los pacientes después de las adaptaciones son superiores a las que se obtuvieron antes de compensar su déficit auditivo. La mejora de las capacidades mnésicas en el paciente adaptado es así validada, y ofrece un argumento suplementario a favor de una adaptación auditiva que, además de una mejora de las capacidades perceptivas, reduce o incluso suprime los déficit de memoria engendrados por la perdida de audición.

3. Implicaciones de la deficiencia auditiva para el desarrollo comunicativo lingüístico.

La audición es la vía fundamental a través de la que se desarrolla el habla y el lenguaje, por tanto la deficiencia auditiva afecta a los valores simbólicos (vocabulario, gramática) y a los no simbólicos de la comunicación (producción de voz, articulación)

• En hipoacusias medias (40-70dB) el anciano no percibe la palabra hablada a no ser que se pronuncie con gran intensidad. Si la pérdida auditiva se produce en las frecuencias agudas se conservará el control de la melodía y la prosodia pero el timbre será mal discriminado lo que conlleva un déficit de la articulación y un empobrecimiento del lenguaje.

• En hipoacusias severas (70-90dB) no se percibe la voz salvo a elevadas intensidades. Para que no se produzca un aislamiento del anciano respecto al entorno y a la familia es imprescindible la adaptación protésica.

• En hipoacusias profundas (más de 90 dB) se produce un aislamiento completo del anciano ya que no percibe ni la voz hablada ni ningún ruido del entorno.

4. Implicaciones de la deficiencia auditiva en el área cognitiva

La deficiencia auditiva supone la perdida de una vía sensorial fundamental de estimulación cerebral, lo cual conlleva un déficit de información que desequilibra todo el proceso psicológico de la persona. Esta carencia sensorial puede producir un cambio del uso de los demás sentidos sobre todo en la visión, para tratar de suplir esta carencia de información.

El entorno del deficiente auditivo carece del aspecto sonoro, por lo que la cantidad de estímulos que llegan al cerebro son menores en cantidad y en calidad, lo cual conlleva un retraso a nivel del Sistema Nervioso Central produciéndose un deterioro de la comprensión y de la memoria.

5. Implicaciones de la deficiencia auditiva en el área afectivo social.

Es en este área donde se agravan mas las consecuencias de la perdida auditiva produciéndose una característica inmadurez emocional que se manifiesta en falta de autoestima, bajo autocontrol, escasa tolerancia a la frustración, desconfianza y aislamiento del entorno.

6. Plan de adaptación de las prótesis auditivas

No podemos limitarnos a estudiar la patología auditiva, sino que tenemos que estudiarlo en su aspecto integral, haciendo una valoración de su aptitud física, funcional y audiológica, así estaremos en condiciones de obtener el mayor rendimiento de las prótesis y minimizar el riesgo de abandono de las mismas.

En el estudio de la sordera juega un papel muy importante el aspecto psicológico, quizás porque somos seres racionales y nuestra forma de comunicación con los demás es la palabra hablada y esa dificultad de audición hace que no podamos tener la comunicación total.

Tratar a un paciente afectado de sordera, comprender cómo lo vive y cómo repercute en su vida es conveniente que sepan hacerlo desde el médico ORL que lo diagnostica, al personal de enfermería que se relaciona con el paciente, el audioprotesista que le va a adaptar el audífono, el asistente social que tiene que solucionarle los problemas sociales a los que se enfrenta, etc.

El audioprotesista debe proporcionarle un completo bienestar físico, mental y social, tal como recomienda la OMS.

¿Cuál es la base adecuada de conocimientos de psicología para los audioprotesistas que realizan adaptaciones de audífonos?

El audioprotesista no puede ni debe sustituir al psicólogo, pero debe tener los conocimientos suficientes para saber y comprender que una prótesis auditiva mal adaptada puede alterar o modificar la estructura psicológica de un individuo, llevándole a un estado de angustia, estrés, depresión, etc. Y debe saber que una buena adaptación, puede aliviar el intelecto deteriorado de un afectado de Alzheimer.

Además, el audioprotesista debe tener los mínimos conocimientos de psicología que le permitan, al menos, entenderse dialécticamente con el psicólogo.

En los ancianos afectados de Alzheimer se evidencia una disfunción cognitiva. El Alzheimer se caracteriza por falta de atención, no poder recordar, sentimiento de soledad, depresión, sensación de inutilidad, pasividad, actitud negativa, desorientación. Pero puede suceder simplemente que estos síntomas encubran simplemente una pérdida auditiva en personas mayores.

Como hecho sorprendente se ha confirmado pérdida auditiva en pacientes de Alzheimer el doble de veces que en la población no afectada de problemas mentales. También, el grado de deterioro auditivo tiende a ser mucho más severo en la población de adultos con Alzheimer que en la de mayores normales.

En casos de Alzheimer acompañado con presbiacusia severa no corregida es casi imposible descifrar si la pérdida de audición o el problema mental está contribuyendo más al problema de comportamiento. Los síntomas son casi idénticos.

Cuando los individuos con problemas mentales y pérdida auditiva son sometidos a audiometrías y son adaptados con audífonos, recibiendo una completa y continuada rehabilitación auditiva, los síntomas de demencia casi siempre disminuyen en grados variables. Su vida y las de sus allegados mejoran pronto con la amplificación y el uso de aparatos auditivos.

Los pacientes de Alzheimer con pérdida auditiva no adaptados son demasiado frecuentemente diagnosticados y etiquetados de manera superficial y, en muchos casos, reciben un tratamiento inapropiado.

Los pacientes con Alzheimer han demostrado repetidamente su capacidad para responder eficazmente a la batería estándar de test auditivo. Por supuesto, pueden requerir más tiempo y paciencia, además de repetir quizá los test, pero sus respuestas suelen ser generalmente tan fiables como las de la población normal.

Estos pacientes requerirán generalmente más asesoramiento periódico post-adaptación y visitas. Más importante que un simple mantenimiento del audífono es verificar cómo están utilizándolo.

Si alguien conocido ha sido diagnosticado como paciente de Alzheimer, es conveniente preguntar sobre e, estado de su salud auditiva. Así las víctimas del Alzheimer y sus cuidadores podrán alcanzar más felicidad y colmar mejor sus vidas.

6.1 Anamnesis

En el cuestionario de preguntas empezaremos por sus antecedentes personales como el tipo de trabajo que ha realizado, para ver si ha estado expuesto a ambientes ruidosos, las enfermedades padecidas, sobre todo a nivel otológico.

La presencia de acúfenos, si existen de forma unilateral o bilateral.

La presencia de tapones de cerumen y su frecuencia nos indicara además del tipo de prótesis el modelo de válvula anticerumen.

La existencia de problemas de visión que nos ayude a determinar la habilidad para manipular las prótesis y si existe lectura labial.

Interesa conocer que medicación toma y para que la toma.

En relación a los aspectos psiconeurologicos debemos ver si existe retraso en el procesamiento mental, lo que implica una lentificación sensomotora con problemas en el reconocimiento de los sonidos y de las palabras.

Si existe demencia, lo que implica perdida de memoria reciente, perdida de las funciones lingüísticas, falta de habilidad para el autocuidado, perdida del sentido del espacio y tiempo.

Si padece enfermedades del tipo infarto cerebral, alzheimer, parkinson, demencia senil.

Todo ello supone una dificultad para obtener resultados óptimos en la inteligibilidad oral, dificultad en el cuidado y mantenimiento de las prótesis.

Debemos conocer también si existen trastornos osteoarticulares como la artritis reumatoide que afecten a los miembros superiores, sobre todo a las manos, lo que dificulta el manejo de las prótesis sobre todo las intracanales; o si hay afectación artrosico-cervical que ocasione falta de riego sanguíneo con la aparición de mareos y acúfenos.

6.2 Factores psicosociales asociados a la perdida auditiva

Se da mucha importancia al hecho de seleccionar un audífono apropiado pero no se suele incidir en el efecto psicosocial de la perdida auditiva, y como sus consecuencias pueden estar implicadas a lo largo del esfuerzo de la rehabilitación.

La rehabilitación será mas provechosa si las partes en cuestión comprenden las preocupaciones psicosociales que entrañan una perdida auditiva. Estos problemas psicosociales son prioritarios ya que producen en el paciente vergüenza de una audición defectuosa, perdida de confianza en si mismo, nerviosismo, ansiedad y soledad.

En el anciano se produce una cadena no deseada de efectos ante la pérdida auditiva: La ansiedad produce fracaso, el fracaso entraña frustración; la frustración lleva a más fracasos, y termina encaminándose hacia el aislamiento total.

6.3 Estudio audiométrico

Hemos de realizar las exploraciones imprescindibles para al diagnostico de la hipoacusia y la selección correcta de las prótesis que vamos a adaptar en el anciano.

 Otoscopia:

Con el examen otoscópico observaremos cualquier anormalidad en el aspecto del conducto o tímpano que sugiera alteración o patología, y habrá que comentarlo con el paciente y recomendarle la visita al otorrinolaringólogo.

 audiometría tonal liminar por vía aérea y vía ósea y umbral de disconfort.

Obtendremos los niveles mínimos de intensidad a los que la persona explorada es capaz de percibir estímulos acústicos presentados en forma de tonos puros por vía aérea y por vía ósea. Exploraremos también el umbral de molestia por vía aérea para tonos puros.

 audiometría tonal supraliminar:

Realizaremos las pruebas de Fowler y de SISI para el diagnóstico del tipo de hipoacusia y diferenciar si es de origen coclear o retrococlear.

 audiometría vocal, vía aérea:

Es una prueba fundamental en el proceso de adaptación de audífonos ya que con ella podemos cuantificar la capacidad de comunicación del anciano. La logoaudiometría nos ayuda a la localización de la lesión periférica, evalúa la efectividad del nivel de comunicación del paciente, determina los candidatos a cirugía, nos ayuda seleccionar la amplificación adecuada, nos indica los oídos u oído mas adecuado para la adaptación protésica y examinamos la función auditiva central. Los problemas centrales suelen llevar aparejados una pésima discriminación verbal, resultando imposible al paciente, en los casos extremos, entender la palabra presentada. Es fundamental conocer estos casos en los que los audífonos pueden ayudar a oír, pero no a entender.

 audiometría vocal en campo libre:

Mediremos la discriminación binaural y puede efectuarse añadiendo ruidos ambientales para simular determinadas condiciones de escucha con relaciones señal/ruido conocidas.

 Timpanometría:

Mediremos la compliancia, que indica la movilidad o capacidad de vibración de la membrana timpánica. Valoraremos también la función tubárica del anciano.

 Reflejo estapedial y umbral del reflejo:

Determinaremos el umbral al que se presenta dicho reflejo, si existe, con lo que nos ayuda al diagnostico de la hipoacusia así como a determinar otras posibles patologías asociadas.

6.4 Selección y ajuste de las prótesis

Con las pruebas realizadas seremos capaces de decidir si es necesaria la adaptación de prótesis auditivas y si lo haremos binaural o monoaural, y en este caso decidiendo el oído candidato de la adaptación.

Decidiremos el tipo de prótesis a adaptar, siendo siempre preferible los audífonos retroauriculares ya que en los ancianos son los que nos darán mejor resultado y ellos tendrán más facilidades para su mantenimiento.

Decidiremos también el tipo de molde y el tamaño del venting.

Con todo esto procederemos al ajuste de las prótesis, primero en analizador y después ajustando la ganancia in situ corrigiendo la ganancia de inserción por la colocación del molde.

Después de obtener la amplificación adecuada podemos realizar los ajustes de comodidad necesarios para que el paciente se vaya adaptando a las nuevas condiciones sonoras y estableceremos los diferentes pasos en los que iremos reajustando las prótesis hasta obtener los niveles de audición deseados.

En nuestros ancianos afectados de Alzheimer, el audioprotesista debe tener en cuenta varis consideraciones importantes:

-Necesitarán el mejor sistema de amplificación de su pérdida particular. Los audífonos multicanal son los más convenientes para estos casos.

-Las limitaciones de destreza pueden requerir un audífono de mayor tamaño.

-La compresión frecuentemente será necesaria, especialmente compresión multicanal, a causa de la diferencia de límite entre insensibilidad y reclutamiento.

-Puede requerirse un control de volumen prefijado si el paciente no puede ajustar fiablemente el volumen por sí mismo o si alguna otra persona debe colocar el audífono por él.

-Debe ponerse especial cuidado para no exceder los 128dB sobre MPO incluso en los casos más severos.

-Dar el asesoramiento y ofrecer cierto entrenamiento en el uso de los audífonos es una cuestión crítica para cubrir las eventuales necesidades que pudieran surgir.

-La regresión fonética es común en esta población debido a la privación sensitiva de largo plazo. Por tanto, estos pacientes requerirán al menos 90 días o más para recobrar una máxima comprensión del habla desde que se aplica la amplificación.

6.5 Adaptación de las prótesis auditivas e información al paciente y familiares.

En la adaptación de las prótesis no podemos olvidar, además de restablecer óptimamente la función auditiva, que las pretensiones del anciano y de sus familiares son muy distintas a lo que en la realidad se puede conseguir.

Por ello todos estos datos no pueden ser utilizados y manejados por sí solos sino que hay que valorarlos en su conjunto y por ello después de nuestro análisis tenemos que hacer ver al anciano y sus familiares cuales van a ser los beneficios reales que vamos a conseguir con la adaptación así como los problemas que va encontrar y las situaciones donde las prótesis no van a responder como espera.

Informaremos también de que la sordera además de un problema funcional propiamente dicho del sistema auditivo, es consecuencia del efecto central de envejecimiento, es necesario instaurar un proceso de rehabilitación auditiva, cuyo objeto es el de reactivar la memoria auditiva de los sonidos y enseñarles a reconocerlos, proceso que no tendrá éxito si las prótesis no están ajustadas a las necesidades acústicas de la perdida auditiva.

Debemos igualmente desengañar al anciano de la publicidad engañosa que haya podido sufrir así como de los fracasos sufridos en adaptaciones anteriores.

El audioprotesista debe informar a los familiares (normooyentes) de las consideraciones que deberán tener en cuenta con el paciente afectado de sordera. Estas consideraciones son las siguientes:

-Muchos sordos no le comprenderán más que leyendo sus labios.

• No le hable nunca sin que le pueda mirar. Es necesario que llame su atención con una seña antes de hablar.

• Colóquese de modo que su cara esté a plena luz.

• No mantenga un cigarrillo, una pipa, etc, en sus labios, ni ponga una mano delante de la boca.

• Sitúese a su altura.

• Vocalice bien, pero sin exageración y sin gritar.

• Háblele despacio.

-Un sordo que lleve prótesis no es como un oyente:

• El aparto no hace milagros. La comprensión del lenguaje exige una larga y difícil reeducación.

• El aparato ayuda (reforzándole notablemente en las referencias). La lectura labial resulta a menudo un complemento necesario para el sordo profundo.

• Sitúe brevemente el objeto de la conversación para captar a vuestro interlocutor.

• Un sordo sigue difícilmente una conversación de grupo sin intérprete.

-Con frecuencia, al sordo le falta vocabulario, no conoce todos los giros de las frases y no reconoce todas las palabras:

• Construya frases cortas, correctas y simples.

• No le hable de modo rudimentario o en argot.

• Utilice frases simples.

• Si no le comprende, repítaselo. Si es necesario, busque otra palabra que tenga lo más aproximadamente posible el mismo sentido o déle otra forma a la frase.

• Si es necesario, ayude la comunicación con un gesto o una palabra escrita.

7. Plan de revisiones periódicas

Es muy importante que, tanto durante la adaptación como en las revisiones que estableceremos, el anciano venga acompañado de algún familiar que se involucre en el proceso de rehabilitación auditiva ya que todos los consejos que aportemos necesarios para la adaptación sean correctamente aplicados en casa de nuestro paciente. Así mismo ayudaran los primeros días, y vigilarán después, el proceso de colocación de la prótesis por el anciano. Igualmente es muy importante informar también a los familiares del proceso de rehabilitación auditiva y de la nueva forma de tratar al paciente (como hablarle, cual es el entorno acústico apropiado para la rehabilitación, etc.).

Así vamos a dar las pautas a seguir el día de la adaptación de los audífonos y en las siguientes revisiones:

 Adaptación:

El día de la adaptación, además de los consejos que hemos visto antes, enseñaremos al paciente y familiares el:

 Funcionamiento de la prótesis (encender, apagar, cambio de pilas,...)

 Manejo y colocación del molde y del audífono

 Recomendaciones básicas, como la de no mojar el audífono y cuidado con la laca,...

 Instrucciones de uso: Usar el audífono la primera semana solamente en la casa y quitarlo cuando se canse, poniéndolo obligatoriamente todos los días. La segunda semana empezar a probar a sacarlo a la calle y si molesta seguir usándolo solo en casa.

 1ª Revisión:

La haremos a los 15 días de la adaptación. Es una revisión muy importante y es conveniente no posponerla más de este tiempo ya que aquí podemos detectar posibles problemas en la adaptación y evitaremos el abandono de la prótesis. Llevaremos el siguiente protocolo:

 Otoscopia, con la que comprobaremos posibles molestias provocadas por el molde.

 Comprobación de la colocación de los audífonos por el paciente.

 Ajustes de comodidad en las prótesis, tanto en el molde como en la programación de los audífonos, en los que intentaremos ajustar la ganancia a nuestra curva Target objetivo, y modificándolos en función de lo que nos relate el paciente de su experiencia durante estos 15 días.

 Consejos de uso en los que diremos que ya se pongan los audífonos todo el día incluso para la calle.

 Información sobre limpieza y mantenimiento de las prótesis, y le daremos al paciente los productos necesarios para ello enseñando también a los familiares su funcionamiento.

 Manejo del teléfono

 2ª Revisión:

La realizaremos también a los 15 días de la primera, y veremos:

 Comprobación del uso de las prótesis

 Ajustes de comodidad y aproximación a la ganancia objetivo.

 3ª Revisión:

Realizaremos las mismas acciones que en la segunda revisión, y si consideramos que hemos cumplido los objetivos que nos hemos propuesto daremos por finalizada la adaptación y si no es así seguiremos con revisiones cada 15 días hasta conseguirlos.

Una vez conseguidos estos objetivos es muy importante cuantificar el beneficio de la adaptación así como comprobar que hemos realizado esta de forma correcta, para ello vamos a utilizar un protocolo muy importante que nos ayude a valorar la adaptación: la batería de pruebas OMB que explicamos en detalle en el siguiente punto.

 Revisión a los 6 meses

Esta revisión nos servirá para comprobar que el paciente continúa con el uso de las prótesis, resolver posibles dudas que se tengan sobre el uso y ver el estado de limpieza de las prótesis. Volveremos a realizar una otoscopia y una comprobación de las características electroacústicas de los audífonos, así como los necesarios ajustes de comodidad si el paciente lo necesita.

 Revisiones anuales

En esta revisión realizaremos las pruebas audiométricas necesarias para comprobar el estado audiológico del paciente y si fuera necesario realizaremos los ajustes convenientes en la programación de las prótesis.

También volveremos a hacer la batería de pruebas OMB para validar la adaptación.

8. Valoración de la adaptación mediante batería de pruebas OMB

Se trata de una batería de pruebas destinada a verificar la amplificación apropiada al objetivo prescrito, verificar el beneficio de inteligibilidad de la palabra en ambiente tranquilo y ruidoso y la validación de la adaptación mediante el uso de cuestionarios de valoración por el usuario.

El objetivo es utilizar los resultados de una batería de pruebas (OMB) que demuestren los beneficios medidos clínicamente en un mundo real, con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente.

Es un método que debemos realizar después de cada adaptación y que garantiza la correcta adaptación de las prótesis auditivas y el cumplimiento de los objetivos propuestos antes de comenzar con esta.

 Verificación de la amplificación

En el momento de la adaptación debemos elegir uno de los siguientes métodos:

1. Acoplador Electroacústico

Respuestas con acoplador de 2 cc:

El objetivo es emparejar las curvas objetivo estandarizadas basadas en umbrales audiométricos,

Raramente incorpora variación individual en la fisiología del sistema auditivo.

2. Medidas con sonda (micrófono de prueba)

Estudia las medidas de comportamiento del audífono en el oído real, incluyendo efectos del oído, efectos de ventilación, efectos del volumen del canal.

Es un método consecuente y fiable para evaluar el comportamiento del audífono con una alta relación con la vida real.

3. Medidas en campo libre

Estudia las medidas del funcionamiento comportamentista en un ambiente tratado para el sonido.

Alta relevancia con respecto a la vida real, pero con baja habilidad de resolución.

Medidas de umbrales & supra-umbrales.

 Verificación de la Inteligibilidad

Trata de dirigir a tiempo el Seguimiento de la adaptación.

Se utilizan normalmente test de Listas de palabras.

Test con Audífono y Sin Audífono

Test en ambiente tranquilo y con presencia de ruido

El protocolo de Valoración de la Comunicación comentado, solo funciona si cree en lo siguiente:

 Los audífonos ayudan a las personas a oír en presencia de ruido.;

 La cantidad de "beneficio en presencia de ruido" depende de la tecnología de los audífonos adaptados.;

 Se tratará siempre de adaptar audífonos que mejoren la inteligibilidad en presencia de ruido.

 Validación por medio del uso de cuestionarios

Vamos a utilizar los cuestionarios APHAB y SAVD que tratan de evaluar lo siguiente:

o Discapacidad: Las desventajas psicosociales del individuo como resultado de su discapacidad desde el punto de vista psicológico y de su incapacidad para la comunicación. La medición de la discapacidad nos sirve como base para que la gente sin audífono se dé cuenta de la necesidad de cambios.

o Funcionamiento: La medición del Funcionamiento evalúa el nivel de discapacidad con audífono sin hacer referencia a las condiciones sin audífono. Se utilizan los cuestionarios.

o Beneficio: Establece la diferencia de discapacidad entre las condiciones del individuo con audífono y sin audífono.

o Expectativas: La valoración de lo que espera el paciente antes de la adaptación. La medición de la satisfacción son globales, y pueden influenciar al estado mental del paciente antes de empezar la rehabilitación.

o Satisfacción: Más allá de la valoración del funcionamiento o el beneficio; incluye factores tales como las perspectiva del proceso de rehabilitación del paciente y el trabajo del audioprotesista, servicio, y tarifas.

9. Conclusiones

En el estudio del CRNS más de 300 individuos con problemas de oído candidatos a adaptación de audífonos respondieron a una batería de preguntas concernientes a la depresión, la ansiedad, la hipersensibilidad auditiva y sensorial. Batería renovada después de 8 meses de adaptación.

Se pueden extraer tres conclusiones:

1. Hay claramente una sintomatología psicopatológica en las personas con perdida de audición. Esta consiste, más que en trastornos reales, en una discreta pero indiscutible perturbación del humor asociado a la ansiedad, la tristeza y la desmotivación y que en casos extremos lleva frecuentemente al aislamiento social.

2. Después de la adaptación con prótesis auditivas los niveles en las escalas de depresión, de ansiedad y de rechazo social son mejorados netamente. Unos niveles que permiten asociar con un nexo de causa-efecto las adaptaciones audio protésicas y la disminución de la discapacidad psicosocial debida al déficit sensorial.

3. La mejora de llevar audífonos no es solamente auditiva, sino también visual, olfativa y de las relaciones personales.

Los audífonos reeducan el oído incluso a edades avanzadas, por ello es necesario adaptar lo mas precozmente posible y de manera binaural al anciano hipoacúsico. También es muy importante involucrar a la familia en el proceso de adaptación ya que así conseguiremos mayor éxito y disminuirá el abandono de la prótesis.

Así probamos que el beneficio de una rehabilitación protésica va más allá de la estricta mejora de las capacidades perceptivas y tienen una acción positiva sobre las capacidades mnésicas y sobre la discapacidad psicosocial engendrada por la perdida de audición. Esto proporciona argumentos mayores a favor de una plasticidad cerebral funcional de rehabilitación auditiva ligada al uso de la prótesis.

10. BIBLIOGRAFIA

• Staab, Wayne J. : Guía para oír mejor, 1991 Laem

• Bernal Zafra, S. Valoración física, funcional y audiológica del anciano para proceder a la adaptación protésica. Auditio: Revista electrónica de audiología. 15 de febrero 2002.

• Angulo Jerez, A. y otros, Audioprótesis: teoría y práctica. 1997 Masson.

• De Cárdenas, Mª Rosa. Marrero, Victoria: Cuadernos de logoaudiometría. Cuadernos de la UNED, Madrid 1994 – CU-129.

• Bray, Víctor. Nilsson, Michael. Valoración de la adaptación de audífonos mediante batería de pruebas OMB. Audiosymposium , Septiembre 2002

• Artículo de ANA. Mayo2000.

• MAX S. CHARTRAND, PH.D American Eartm Laboratories, Inc. Las Vegas (Nevada, Estados Unidos).

• Amparo Postigo. Congreso de AEDA de febrero de 2005.

• Collet, Lionel. Universidad de Lyon 1 / CNRS (Francia). Revista Audio Infos Nª 25 Mayo-Junio 2004

 

twitter - facebook

              Siguenos