Terapia de rehabilitación auditiva

Terapia de rehabilitación auditiva

«OIGO PERO NO ENTIENDO»

Es muy frecuente en nuestras consultas la manifestación por parte del paciente de la frase «Oigo pero no entiendo, sobre todo si hablan dos o tres personas a la vez». Aunque lo correcto sería decir «Oigo poco y lo poco que oigo está distorsionado»

Nuestra terapia de rehabilitación y reentrenamiento auditivo se emplea en hipoacusias neurosensoriales de tipo coclear, con reclutamiento auditivo, en la que exista una gran pérdida de calidad auditiva, responsable de la frase «oigo pero no entiendo» . La base de la metódica es la asociación de ruido de banda ancha a la voz, modificando el ritmo de presentación de dicho ruido en tiempo y altura.

Estos pacientes han adquirido en muchas ocasiones audífonos que no pueden utilizar, bien sea porque con ellos entienden aún peor, o porque llegan a producirles fenómenos de hiperacusia e incluso de algiacusia, es decir que el sonido les produce molestia e incluso dolor.

El origen de una hipoacusia neurosensorial puede ser la coclea o caracol, en cuyo caso se produce el llamado reclutamiento auditivo, o pueden ser las vías o centros superiores apareciendo entonces la llamada fatiga auditiva.

En pacientes entrenados y rehabilitados con nuestra metodología se obtienen unas considerables mejorías, muy posiblemente por dos caminos: Por una parte la mejor utilización de sus restos auditivos y por otra por funciones vicariantes o de sustitución bien sea en coclea, en vias o en centros superiores. Estamos hablando de una NEUROPLASTICIAD TANTO A NIVEL CENTRAL COMO A NIVEL PERIFÉRICO.

Mejores resultados:

  • Presbiacusias con poca arteriosclerosis. Indudablemente es más fácil para el ser humano el reconocer algo estructurado con anterioridad en nuestros centros de memoria, que el incluirlo como nuevo.
  •  Hipoacusias por ototóxicos.
  •  Distorsiones y algiacusias.
  • Acúfenos de origen coclear. Hemos encontrado a muchos pacientes en los que las molestias subjetivas de los acúfenos han disminuido muy considerablemente.
  • Laberintizaciones postquirúrgicas.
  • Adaptación de audífonos a personas con poca inteligibilidad pero con buenos restos en audiometría tonal.
  • Dislalias auditivas.
  • Niños sordos. En ellos, dada la profundidad de sus hipoacusias los resultados son pequeños, y desde luego después de muchas sesiones. En la actualidad este tipo de niños pasan al campo de los implantes cocleares.

 

Conclusión:

Intentando concretar todo lo hasta aquí descrito, diremos que las hipoacusias neurosensoriales sometidas a la estimulación y metódica de entrenamiento auditivo, permite mejorar muy considerablemente la inteligibilidad de los pacientes, así como algunas molestias asociadas como es la algiacusia, acúfenos, etc., permitiéndoles hacer uso de audífonos que sin dicha estimulación era prácticamente imposible en muchos casos y de mucho peor rendimiento en otros.

Nuestra clínica:

Audioalba Clinica Auditiva.

C/ Carnicerias, 11
02001 Albacete
Tf: 967210866
Parking gratuito en Villacerrada

¿Tiene alguna pregunta?

15 + 15 =